Tag Archives: new

Como sobrevivir un divorcio

Uno de las etapas más tristes que he vivido fue cuando mi matrimonio fracasó. Un divorcio es algo que no se lo deseo ni a un enemigo. La parte más difícil no es tomar la decisión de separarte o firmar los papeles, sino el largo proceso de recuperación que viene después de la separación. He aquí algunos consejos de cómo sobrevivir la tormenta emocional que hay que enfrentar cuando el amor acaba.

ACLARA TUS RAZONES – Durante el divorcio sufres un conflicto emocional interno. Por ejemplo, quien decide acabar la relación siente una gran culpabilidad o lastima por su pareja, pero a la vez está seguro de que tomó la decisión correcta. Por otro lado, a quien lo dejan, se siente traicionado y rechazado, pero al mismo tiempo sabe que su vida será mejor, lejos de alguien que no lo valora. Este tipo de contradicciones no te permite avanzar porque tienes un pie en el pasado y otro en el futuro. En vez sentir culpa, mejor enfócate en las razones por las que decidiste divorciarte: “acabé mi matrimonio porque necesito encontrar paz y felicidad” o “decidí divorciarme porque merezco respeto”. Y si tu pareja fue quien quiso la separación, en vez de sentir ira, enfoca tus pensamientos en los motivos por los que te conviene salir de esa relación: “Valgo mucho para estar con alguien que no me quiere”. Cuando estas claro en la razón por la que debes mirar hacia el futuro es más fácil olvidar el pasado.

ACEPTA LOS CAMBIOS- Luego de un divorcio vas a enfrentar cambios drásticos. La mejor manera de adaptarte a esta nueva etapa es aceptar que nada va a ser como antes. Acepta que tu situación económica cambiará por completo y tendrás que hacer ajustes en tu estilo de vida. Acepta que el círculo de amistades no será el mismo. Acepta que por un buen tiempo tus hijos estarán rebeldes porque no querrán asimilar la separación. Acepta que en muchas ocasiones te sentirás sola, triste e insegura. Y para aquellas que tienen la ilusión de que el ex regresará un día arrepentido, ¡acepta que todo acabo! Admitir desde el principio que habrá una transformación, te prepara para cuando lleguen esos momento difíciles. Nada será igual, pero lo que viene será mejor que lo que tenías.

TOMATE TU TIEMPO- No cometas el error de entrar rápidamente en una nueva relación. No es saludable para ti ni para tus hijos. Un divorcio deja una herida emocional profunda la cual toma un largo periodo para sanar. Es preciso estar solo por un tiempo para que aprendas a conocerte y reconozcas tus fortalezas

10 tips para superar una ruptura amorosa

Desafortunadamente, el amor y el dolor muchas veces van de la mano. Una pareja, que ha sido parte importante de tu vida, de pronto ya no está. El proceso de ruptura suele ser mayor si tu ex llevaba muchos años junto a ti o cuando se estableció una relación que fue particularmente intensa, pero encerrarse como Bridget Jones, con una tableta gigante de chocolate, no hace que la situación mejore. Sólo una cosa ayuda en estas situaciones: mezclarse entre la gente y hacer la mayor cantidad de actividades posibles para mantenerte ocupada.

Quien se acaba de separar se hace con frecuencia innumerables reproches. “La persona suele sentirse como una casa a la que le han quitado las columnas, pareciera que el techo en cualquier momento se viene abajo”, comenta un especialista en relaciones. En esa situación de poco sirve pensar en los motivos de la ruptura. El contexto y las razones pueden ser evaluadas, pero primero es necesario descargar mucha energía, deshacerse de las tensiones y pensar lo máximo posible en otros asuntos.

Un estudio reciente llegó a la conclusión de que puede ser muy útil hablar sobre la pérdida amorosa  para superarla mejor. Según la psicóloga Grace Larson, de la Northwestern University de Estados Unidos, quien puede trabajar su separación desde lo verbal se siente menos solo y no sufre tanto de estallidos emocionales.

Por lo general, los especialistas no recomiendan aplicar el “seamos buenos amigos” tras una separación, ya que muchos esperan que la amistad les permita recuperar la pareja, cuando en realidad es prácticamente imposible pasar sin transición de una relación amorosa a una relación de amistad. “Sería más bien como estar excarbando todo el tiempo en una herida”, comenta la psicóloga.

La situación es algo más compleja si hay hijos de por medio, pero también en esos casos se recomienda pasar cierto tiempo sin contacto hasta que todo se asimile mejor.
No existen recetas y cada uno debe encontrar sus propias herramientas para sanar el mal de amores. Pero, sin duda, estos tips te ayudarán a sentirte mejor:

1. Haz deporte
La separación puede ser una gran oportunidad para poner en práctica viejos proyectos, como inscribirte en un gimnasio, salir a caminar o andar en bicicleta. Hacer deportes y ejercitarte te permitirán liberarte de muchas tensiones.

2. Córtate el cabello
Puede parecer un cliché, pero tiene un efecto positivo. A la gente le llamará la atención tu cambio de look y obtendrás más de un cumplido, por lo que ayudará a tu autoestima.

3. Deshazte de cosas
Es recomendable tirar o regalar todos los objetos que te recuerden a  tu ex pareja. En caso de que los quieras conservar, lo ideal es que los guardes en el sótano o donde permanezcan fuera de tu alcance, hasta que hayas superado la ruptura. Esto hará que recuerdes menos la ausencia del otro. También se sugiere hacer cambios en la casa, como comprar cortinas nuevas, pintar las paredes o decorar los ambientes con otros colores.

4. Escucha música que te alegre
Evita las canciones melancólicas o las que te recuerden a tu ex. En cambio, intenta escuchar música o la que más te guste. Esto te ayudará a mantener una actitud optimista.

5. Recurre a tus amigos
Pídele a  tus amigos que te mencionen cuatro razones por las que te consideran una gran persona. Al principio puede parecer embarazoso, pero esto hará que te des cuenta de lo especial que eres.

6. Evita el contacto con tu ex
Aunque te parezca muy difícil, reduce al mínimo las posibilidades de tener contacto con tu amor anterior. La comunicación (que también incluye redes sociales) intensificará el malestar y hará que sea más difiícil superar la dolorosa situación.

7. Actívate
No importa si es cortando madera, dando vueltas en coche o trabajando en el jardín. Hacer actividades al aire libre te ayudará a despejar tu mente.

8. Establece nuevas relaciones
No nos referimos precisamente a que comiences una nueva relación en inmediato, pero conocer gente abrirá tu mente y podrá ofrecerte interesantes oportunidades.

9. Consiéntete
Ve por un masaje, disfruta de tus películas favoritas, lee, come lo que te gusta, compra ropa y busca realizar actividades que sabes que te harán feliz.

10. Aprende
Las separaciones sirven de lección y nos ayudan a mejorar como personas. En muchos casos, es bueno que reflexionar sobre nuestros propios errores para tratar de no repetirlos en un futuro y asegurarnos de que la próxima relación sea mejor que la anterior.

 

Cómo superar el divorcio de tus padres cuando eres pequeño

 ¿Puedes superar el divorcio de tus padres?

El divorcio es una de las situaciones más difíciles que puede vivir una familia y en la que se ven afectados todos los miembros. Cuando la pareja tiene niños o adolescentes a su cargo, además de ocuparse de la separación, intentan procurar que sus hijos sufran lo menos posible. Y es que, no es lo mismo si los hijos son niños o si ya son adolescentes, en cada caso necesitarán una atención diferente. Tras el divorcio toda la familia debe aprender a vivir de otra manera.

Hay que comprender que el efecto del divorcio sobre los hijos no se limita al momento de la decisión de la pareja de separarse, también a cómo se anunció y produjo, o cómo se gestiona todas las novedades que trae consigo. Te explicamos cómo afecta el divorcio a la familia, al niño y al adolescente; y te proponemos algunas ideas que pueden ayudar a que la nueva situación afecte lo menos posible al menor.

IMPACTO DEL DIVORCIO EN LA FAMILIA

Un divorcio afecta a todas las áreas de la vida de una persona. A nivel emocional se atraviesan sentimientos muy intensos y se vive un período de duelo. Los padres pueden sentir que cuando los hijos no están con ellos, tienen que cubrir ambos roles, lo que genera tensión. Además de que se ven inmersos en decisiones que pueden ser nuevas. La separación generalmente implica cambios económicos, que son percibidos más negativamente por los jóvenes. Pueden aparecer problemas con los hijos que no existían o enfriarse las relaciones con la familia política.

Las consecuencias de la ruptura por lo general son difíciles y los más afectados casi siempre son los hijos, no importa la edad que tengan. Es una tarea muy complicada para un niño aceptar la realidad de que sus padres ya no están juntos y que uno de ellos ya no vive en casa. Tanto los más pequeños como los jóvenes, se van plantear preguntas que deben ser respondidas por sus padres de la manera más honesta posible. Hay que hacerles ver que la familia no se ha roto, sólo debe adaptarse a la nueva situación.

CUANDO ERES UN NIÑO

Según las diferentes edades del niño, observaremos distintas conductas que pueden aparecer como consecuencia del estrés que le produce la nueva situación familiar. Antes de los 3 años pueden regresar a conductas evolutivas ya superadas como la pérdida del control de esfínteres, irritabilidad, dificultad para separarse de los adultos o angustia.

Entre los 3 y los 7 años es frecuente que idealicen al padre ausente y fantaseen con la idea reconciliación de los padres. Puede surgir el temor de ser reemplazados por otros hijos, sobre todo en el caso de que existan terceras personas. En ocasiones, aparece un descenso del rendimiento escolar.

Entre los 8 y los 10 años aumentan los sentimientos de culpa por la separación, una disminución de la autoestima que intentan compensar evadiéndose o tomando conductas irresponsables. También pueden surgir conductas delictivas o antisociales.

CUANDO ERES UN ADOLESCENTE

Un adolescente es más que un niño pero aún no es un adulto. Por ello es habitual que piensen que el divorcio de sus padres es en cierto modo su culpa, se preguntan si podrían haber ayudado a evitar la ruptura o desearían haber evitado discusiones. Hay que dejarles claro desde el principio que la decisión es un tema de adultos.

Los jóvenes pueden pasar por distintas fases o presenten algunos de estos sentimientos. Tal vez se sienta abandonado, preocupado, culpable o tenga miedo. Pueden aparecer en ellos un sentimiento protector hacia uno de los progenitores o que culpe a uno de ellos de la situación. Tras conocer la noticia lo primero que se preguntan es cómo cambiará su vida tras el divorcio. Dependiendo de cada situación, es posible que tenga que adaptarse a muchos cambios. Cambiar de ciudad o de colegio, pasar tiempo con sus padres por separado o lidiar con los sentimientos desagradables de un padre hacia el otro, que pueden surgir durante la separación.

Es especialmente duro para ellos ver que sus padres discuten y se pelean. La mayoría de los jóvenes a los que se les preguntan, confiesan sentirse incómodos si tienen que elegir a un progenitor sobre el otro. Es vital que el adolescente se sienta libre de relacionarse con cualquiera de sus padres sin que el otro se sienta celoso o herido, esto evitará que crezca en ellos sentimientos de rencor. Una buena idea es mantener el contacto con el progenitor que ven menos a menudo por culpa de la distancia.

Muchos adolescentes acaban descubriendo que la nueva situación trae calma a las relaciones familiares, acostumbrados a la tensión del hogar previa a la separación. Algunos se vuelven más compasivos y protectores con sus hermanos pequeños; o más responsables, independientes y sensatos. Por el contrario en otros aparecen sentimientos depresivos, se pueden dar fugas, ausentismo escolar o abuso de alcohol y drogas.

CONSEJOS PARA AYUDARLES A SUPERAR LA RUPTURA

Cómo explicarles que sus padres han decidido divorciarse. Los padres no tienen porqué dar todo tipo de explicaciones a sus hijos, pero estos sí deben conocer las razones por las que los padre han decidido divorciarse. Explicarles que la decisión se ha tomado porque se considera que es lo mejor para la familia.

Dejarles claro que va a poder hablar con ambos siempre que les preocupe algo o lo necesiten. Los padres no deben caer en la sobreprotección, o por sentimientos de culpa tratarlo como un niño pequeño. Se debe hablar honestamente, con palabras que los niños entiendan, y si los padres se encuentran desbordados por la situación, buscar ayuda especializada.

Cómo deben actuar los padres para hacerles las cosas más fáciles. No te sientas culpable. Mantén reglas prácticas, firmes y coherentes. La excesiva indulgencia o tolerancia no ayuda, pues muchas veces ocasiona enfrentamientos entre los padres. No se debe poner al hijo de parte de uno o de otro. Los hijos no deben presenciar enfrentamientos ni usarse como jueces o mensajeros. Ayúdales a exteriorizar sus sentimientos: dolor, preocupación, confusión, ira…

Favorece que vean al padre que no vive con ellos, respetando su autoridad y jamás desacreditándole. Evita cambios innecesarios y mantén las rutinas habituales dentro de lo posible. No compitas con tu ex pareja por su atención o cariño. Observa a tus hijos para detectar cambios en su conducta o en su respuesta emocional y así poder resolver los problemas en su inicio.

Durante el divorcio, tus hijos te necesitan más que nunca, para ayudarles a superar la nueva situación deben ser conscientes de que después de todo, las parejas se divorcian una de la otra pero nunca de sus hijos.